¡¡ A TU PAREJA? LA ENCONTRASTE EN EL ARROYO!!!

Está muy bien que la gente, hoy día, no se quiera complicar la vida y decida no casarse. Si si, pero esa decisión trae consecuencias que es importante al menos valorar, para obrar en consecuencia, puesto que…. ¿Qué pasa con mi pareja si me muero? Pues… ¡que se vuelve al arroyo!!! Al no estar casados, ni equiparados legalmente como parejas de hecho, tu pareja no tiene ningún derecho hereditario, lo que supone que:

Opción a) no tenéis hijos: Los padres del difunto se lo quedan todo todo, y para tu pareja ni  los “buenos días”, no quiero pensar como no les caiga bien.

Opción c) tenéis hijos?: Bueno, estamos en las mismas, todo para los hijos, que como sean malos hijos largarán sin contemplación a su padre/madre al arroyo!!!

Así que si uno quiere a su pareja, debería contemplar la posibilidad de hacer testamento para dejarle/la cubierta/o, y no en situación de absoluto desamparo, cuando ambos habéis contribuido a la economía familiar.

Share This

admin